Sangrado de encías durante el embarazo

Sangrado de encías durante el embarazo

¿Es normal el sangrado de encías durante el embarazo?

Sí, es frecuente el sangrado de encías durante este período. Las alteraciones hormonales que se producen en el embarazo aumentan la respuesta inflamatoria de la encía produciendo gingivitis, que se inicia por factores irritativos bacterianos (placa bacteriana), y aumentan las posibilidades de sangrado.

¿Cuáles son los síntomas?

La encía se vuelve rojiza y con frecuencia se produce un agrandamiento, producto de la inflamación que además aumenta la cantidad de vasos sanguíneos. Estos síntomas están asociados directamente con el aumento de la progesterona a causa del embarazo. Puede disminuir después del parto, aunque no desaparece por completo, por lo que se debe comenzar con un control y seguimiento odontológico. Durante el embarazo también se produce un aumento de la movilidad dentaria, pero que también vuelve a la normalidad luego del parto.

¿Cúales son las complicaciones?

Son varias las complicaciones, pero la más frecuente es la gingivitis marginal crónica que puede evolucionar en una enfermedad periodontal, donde se pierde tejido de soporte dentario y en consecuencia la pieza dental.

¿Cuál es el tratamiento?

La finalidad del tratamiento consiste en disminuir la respuesta inmunológica que se logra mediante los siguientes procedimientos:

Estricto control de la placa bacteriana

Existen productos reveladores de placa bacteriana que en el consultorio del odontólogo indicarán la eficacia de tu técnica de cepillado y limpieza bucal.

Mira también:  35 ideas para fotografiar tu embarazo como una profesional

Eliminación del sarro

Si hubiera sarro el profesional deberá realizar la respectiva limpieza periodontal en el consultorio.

La mejor etapa para recibir el tratamiento odontológico es durante el segundo trimestre del embarazo (luego de la semana 13). Es aconsejable evitar cirugías y toma de rayos X a menos que sea una situación de emergencia.

¿Cómo puede prevenirse?

Por todos los factores enumerados anteriormente, no es extraño que durante el embarazo sufras de sangrado e inflamaciones en la encía, por lo que debes prestarle cuidado pero no alarmarte en principio.

Para mantener tu salud bucal, es fundamental que realices un cepillado completo y prolijo de todas las caras de tus piezas dentales, prestando principal atención a la parte que está en contacto con la lengua y el paladar, ya que estas zonas presentan mayor dificultad para el acceso con el cepillo dental.

Es muy importante que renueves periódicamente tu cepillo dental. La duración del mismo está estrechamente relacionada con el uso que hagas del mismo y la fuerza con que realizas tu cepillado. No es cierto que tengan un periodo predeterminado de duración.
Para mantener la salud de tus encías es aconsejable que tu cepillo dental sea suave, de cerdas sintéticas y de cabezal pequeño, para llegar a las zonas de difícil acceso.

También existen pastas dentales con principios activos específicos para un sinnúmero de problemáticas que tienen su origen en la encía, pero es tu odontólogo quien debe indicártelos, al igual que los enjuagues bucales que puedes usar. Existen en el mercado colutorios (nombre que se le da a los enjuagues bucales), pero su dosis y duración deben estar siempre reguladas por tu odontólogo.

Mira también:  ¿Por qué los hombres se sienten atraídos sexualmente por las embarazadas?

Tener una dieta rica en fibras (frutas, verduras y cereales) ayuda a mantener el tono de tus encías y con esto disminuirá el sangrado. Esto se debe a la consistencia de las verduras y frutas crudas y de los cereales. Masticar una manzana cruda todos los días puede ser una buena opción.

Hay ciertos signos que deben alertarte para realizar la consulta con tu odontólogo. Entre los más frecuentes podemos citar:

  • Sangrado exagerado o espontáneo (sin estímulo de comidas o bebidas).
  • Mal aliento que se extiende más allá de los primeros minutos de la mañana, al ingerir alimentos o bebidas, o que persiste luego de tu cepillado dental matinal.
  • Inflamación o aumento de volumen en el tamaño de la encía, esta se presenta más rojiza en la zona inflamada y tiende al sangrado.
  • Antecedentes de lesiones en el tejido gingival (encía) durante embarazos anteriores.
  • En casos avanzados de gingivitis puede haber cierto grado de movilidad dentaria.

Estos son algunos de los signos que pueden presentarse más frecuentemente, pero no son los únicos, es necesario que estés bajo el control de tu odontólogo quien sabrá distinguir los primeros síntomas y realizar el tratamiento adecuado. Asimismo, es muy importante que los controles odontológicos sean más seguidos durante el embarazo.

Dr. Sergio Rossini
Odontólogo
Tel. 11 4812 1967

9 comentarios sobre “Sangrado de encías durante el embarazo”

  1. nota: por favor, ingrese su comentario con respecto a la nota o la encuesta y no una pregunta. muchas gracias.yo tengo muchas nauseas que no puedo ingerir alimentos y a causa d eso estoy muy debil y ya tengo cuatro meses d embarazo que hago ayudenme

  2. ola ps… la vdd nus e si estoi embarazada esqe nu m va desd diciembre la ultima ves qe tuve relacion qon mi novio fue el 9 de noviembre i m bajo el 13 d noviembre, pero si nos cuidamos pero nu m bajo en diciembre qe qree qe sea eso i ultimanethe e tenido sangrado en al ensia

Deja un comentario