¿Diestro o zurdo? Un nuevo estudio revela cómo el bebé adquiere esta preferencia

Desde antes de nacer puede determinarse si el bebé será diestro o zurdo. Te contamos qué dicen las últimas investigaciones realizadas en Alemania.

Un nuevo estudio revela cómo el bebé se vuelve diestro o zurdo

Todos sabemos que la mayor parte de los rasgos del bebé se heredan de los padres. Sin embargo, un nuevo estudio sugiere que ser diestro o zurdo es un proceso más complejo que la mera genética. De hecho, ser diestro puede tener su origen en una parte del cuerpo que los investigadores no esperaban.

Hasta ahora, la teoría más difundida para explicar este fenómeno evidenciaba diferencias en la actividad cerebral de los hemisferios derecho e izquierdo del bebé, que se establecían varias semanas antes del nacimiento. En la década de 1980, la tecnología hizo posible estudiar al feto radicalmente con el surgimiento masivo de la ecografía. Fue entonces que se comenzó a detectar la tendencia fetal de mover la mano izquierda o derecha y se determinó que a las 30 semanas de embarazo los bebés ya tenían definida su preferencia de succionar el pulgar derecho o izquierdo.

Recientemente, un grupo de investigadores de la Universidad Ruhr-Bochum en Alemania decidió profundizar este tema y publicaron sus hallazgos en la revista científica Science Daily. Según los datos recolectados descubrieron que en efecto los movimientos del brazo y la mano se originan en la corteza motora del cerebro. Sin embargo, esto no explicaba porqué los bebés ya tenían esta marcada esta preferencia desde el primer y segundo trimestre del embarazo, cuando esa parte del cerebro aún no se encuentra totalmente desarrollada.

En esta ecografía puede versa claramente cómo el bebé se chupa el pulgar izquierdo.

El grupo de investigación determinó que su origen no se encuentra en el cerebro debido a que en las primeras etapas del embarazo, la corteza motora cerebral aún no está conectada a la médula espinal, aunque el feto ya posee una clara preferencia por el uso de su mano izquierda o derecha.

Para confirmar esta nueva teoría se observaron fetos de entre 8 y 12 semanas de embarazo y se analizaron partes específicas de la médula espinal, responsables de controlar los brazos, las manos y el movimiento de las piernas.

Mira también:  Cansancio durante el embarazo

Los datos evidenciaron que la disposición de ser zurdo o diestro está arraigada en la misma médula espinal. Con el correr del embarazo el cerebro se conecta a la médula espinal y se afianza esta tendencia en las últimas semanas del embarazo.

¿Y tu hijo? ¿Es diestro o zurdo?

Deja un comentario