Una mamá compartió la imagen de un niño atragantado con una uva para alertar a los padres

La imagen que compartió la mujer hace replantear a todos los padres la manera adecuada de ofrecerle uvas a bebés y niños pequeños.

Una de las causas más comunes de accidentes en niños es la asfixia y que lamentablemente  puede llegar a ser fatal. En general, se producen por la ingesta de algunos alimentos o pequeños objetos cuando están al alcance del niño sin un adulto atento a sus actividades. Pero también pueden acontecer por desconocimiento de los padres como sucedió en este caso.

Al menos así es lo señala la bloguera estadouidense, Angela Henderson que publicó recientemente en su muro de Facebook una radiografía de la garganta de un niño, en la que se puede claramente una uva entera alojada en el tracto respiratorio.

Attention Parents!Do you know what this X-ray is of? A grape!A grape that was lodged in the top of a 5 year olds…

Posted by Finlee and Me on Tuesday, April 4, 2017

La imagen, que en pocos días se volvió viral, es de un niño de cinco años de edad al que afortunadamente le pudieron extraer la uva. El pequeño no murió por sofocación gracias a que el tamaño de la uva no era lo suficientemente grande como para obstruir el flujo de aire completamente.

La joven madre quiso compartir esta imagen para concientizar a los padres sobre la importancia de estar alerta de lo que comen sus hijos, sobre cómo mastican, y a enseñarles a hacerlo correctamente para evitar este tipo de situaciones que puede ocurrir también cuando están solos, como por ejemplo en la escuela.

“Por favor, tengan en cuenta que no todos los niños mastican su comida, muchos se apuran en comer para aprovechar el recreo, etc.”, escribió Angela en Facebook, donde aprovechó para agradecer al pediatra y a la madre del niño que permitió difundir la imagen.

“En caso de duda es mejor cortar las malditas uvas y los tomates cherry”, agregó. Respecto a su publicación, la Academia Americana de Pediatría (AAP) está totalmente de acuerdo, pues recientemente actualizó su política sobre la prevención de asfixia, advirtiendo a los padres que en realidad esos “pequeños alimentos amigables para los niños” pueden llegar a ser muy dañinos.

Mira también:  Recomiendan comer durante el parto en embarazos de bajo riesgo

Alimentos como las uvas, las palomitas de maíz, las nueces y los mini ‘hot-dogs’, pueden provocar asfixia en un abrir y cerrar de ojos y por esta razón no deben administrarse a niños menores de cuatro años. Las habilidades motrices finas requeridas para masticar correctamente la comida, y la conciencia general que el niño debe tener para saber si un alimento es demasiado grande para tragar, no están completamente desarrolladas en la temprana infancia, por lo que la intervención de los padres es vital.

De hecho, desde la misma institución han recomendado que cuando se trata de uvas —o de cualquier alimento similar en su forma y tamaño— se deben cortar en cuartos. Si una cuarta parte baja por la vía equivocada, es mucho menos probable que se quede atorada que una uva entera que puede tapar completamente el tracto respiratorio.

Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *