Suspenden a un sacerdote en Rumania por maltratar a un bebé durante su bautismo

Las indignantes imágenes muestran cómo el cura le tapa la boca de forma brusca porque el pequeñito no dejaba de llorar.

Suspenden a un sacerdote en Rumania por maltratar a un bebé durante su bautismo

Un video que se ha viralizado recientemente en Internet muestra a un cura que está totalmente fuera de sus casillas mientras intenta bautizar a un bebé que no para de llorar.

La celebración tuvo lugar en Brăila, ciudad ubicada al este de Rumania bajo la supervisión del cura y párroco de la archidiócesis ortodoxa del Bajo Danubio.

El bautismo ortodoxo requiere que los bebés sean sumergidos en agua bendita de la cabeza a los pies en un proceso que se repite tres veces.

En las imágenes puede verse cómo en un momento el hombre toma fuertemente al bebé y le tapa la boca con su mano de una manera muy violenta para que el pequeñito no llorase más, sin ningún tipo de recelo.

Sin embargo, como es lógico, esto acrecienta aún más el llanto del bebé frustrando así al sacerdote que, al ver que el niño no se calmaba, les dice algo a sus padres, se los devuelve y se retira a una mesa donde con enojo intenta quitarse la casulla.

En ese entonces alguien vuelve a colocar al niño sobre la mesa. Entonces, deja de luchar con su bata, que al parecer le molestaba sus brazos, y vuelve a intentar bautizarlo.

El bebé continúa llorando y esta vez, para terminar la ceremonia lo más rápido posible, le cubre con fuerza toda la cara con su mano y lo sumerge bruscamente en la pila bautismal, con muy poco cuidado, donde el bebé, seguramente ya cansado y asustado, deja de llorar y no se lo escucha.

A continuación te mostramos el triste video:

No es la primera vez que han llovido críticas de los internautas que ponen en cuestión este tipo de ritual bautismal por sumersión completa. En esta ocasión, se le suma un cura que no está en sus “santos” cabales para ejercer una ceremonia que se funda en las mismas bases del amor.

Esperemos que nunca más se repita.

Deja un comentario