La sonrisa de este bebé tras una delicada operación de corazón conmueve al mundo

Su rostro iluminado de alegría da esperanza a miles de bebés en el mundo que deben ser operados de cardiopatías congénitas.

Este pequeñito es uno de los mejores ejemplos para demostrar cómo puede recuperarse un bebé en tan solo algunas horas después de una complicada cirugía de corazón. Sin duda, para la mamá es un cambio increíble luego de haber visto a su bebé empeorar día a día durante los últimos meses.

El diagnóstico de cardiopatía

Stephanie estaba embarazada y todos sus estudios y controles eran normales. Su bebé se encontraba sano y esperaban su llegada con mucha alegría. Sin embargo, el pequeño Ellis se adelantó y nació a las 34 semanas de embarazo. Lamentablemente, a los pocos días aparecieron varias señales que indicaban que el bebé no se encontraba bien.

En las radiografías encontraron líquido en sus pulmones y una ecografía realizada posteriormente reveló un defecto septal ventricular (DSV), la pared que separa las dos cámaras inferiores de su corazón. Más tarde, un especialista en cardiología le explicó a los padres de Ellis que su hijo tendría que someterse a una cirugía.

“Tener hijos es increíble, cambia la vida, y rara vez sucede lo que uno espera, pero nada podría prepararnos para estos últimos meses” comentó la mamá sobre el diagnóstico de la enfermedad de su hijo.

La operación

Ellis era demasiado pequeño para la operación debido a su prematurez. De modo que tuvo que ir a su casa y regresar al hospital tres meses después para que le realizaran la cirugía.

Tras la delicada operación, pasó seis días en el Hospital General de Southampton y desde entonces ha hecho una excelente recuperación. Aunque todavía necesita controles regulares, ahora está disfrutando de la vida junto a su familia como cualquier otro bebé.

Su mamá orgullosa dijo: “Es un guerrero del corazón sano y feliz y estaremos eternamente agradecidos a la gente de la Fundación Británica del Corazón por su investigación, y al equipo del hospital por su extraordinaria atención. ¡Gracias por recomponer el corazón de nuestro bebé!”.

Las cardiopatías congéntias en números

En el mundo, las cardiopatías congénitas afectan por año a 8 de cada mil bebés. Más del 90% puede llegar a adultez gracias al diagnóstico prenatal y a los tratamientos posteriores. En la Argentina, son más de 7.000 los bebés que nacen anualmente con estas patologías. El 50% de estas intervenciones son de alta complejidad y el 25% deben operarse antes de los 28 días de vida.

Deja un comentario