Un estudio revela que los bebés que juegan con celulares pueden tener problemas de lenguaje

Mientras más tiempo pase un menor de 2 años ante una pantalla, las posibilidades de retraso en el desarrollo del habla es mayor.

Sin duda, la tecnología móvil ya es parte de nuestras vidas y su uso continúa en aumento. Las familias han adoptado todo tipo de dispositivos y esto ha hecho que los bebés entren en contacto con ellos desde que nacen. Mucho se ha especulado sobre los efectos de la exposición a pantallas en los bebés y ahora una nueva investigación que se presentó en la Reunión de Sociedades Académicas Pediátricas reveló algunos hallazgos sorprendentes relacionados a los retrasos del habla.

El estudio demostró que entre más tiempo los niños pasaban usando pantallas entre las edades de seis meses y dos años, tales como teléfonos inteligentes, tabletas y juegos electrónicos, más probabilidades tenían de experimentar retrasos en el habla.

La investigación titulada “¿Está ligado el tiempo usado en pantallas portátiles con retrasos del lenguaje en los bebés?” fue presentada el pasado sábado 6 de mayo en el Centro de Convenciones Moscone West en San Francisco, Estados Unidos. El estudio contó con la participación de 894 niños entre las edades de 6 meses y 2 años del grupo de investigación TARGetKids, una red de investigación basada en la práctica en Toronto entre el 2011 y el 2015.

“Creo que es el primer estudio que examina el dispositivo de comunicación móvil y el retraso de la comunicación en los niños”, dijo la doctora Catherine Birken, investigadora principal del estudio, pediatra y científica del Hospital for Sick Children de Toronto, Canadá. “Es la primera vez que hemos aclarado algo sobre este tema potencial, pero creo que los resultados deben ser templados [porque] es realmente un primer vistazo”.

Los investigadores utilizaron una lista de comprobación infantil para niños pequeños, un método de evaluación validado que detecta retrasos del lenguaje. Examinaron una variedad de cosas, incluyendo si el niño usa sonidos o palabras para llamar la atención, si concatena palabras, y cuántas palabras usa.

Mira también:  Apple presentó el nuevo emoji de lactancia para la próxima actualización de iOS

Para sus visitas de control de los 18 meses, 20% de los niños tenían un uso promedio diario de dispositivos portátiles de 28 minutos, de acuerdo con los padres.  Por cada incremento de 30 minutos de tiempo con una pantalla móvil, los investigadores descubrieron un aumento del 49 % en el riesgo de sufrir retrasos del lenguaje expresivo. No se presentó un vínculo aparente entre el tiempo usado con pantallas portátiles y otros retrasos de la comunicación, tales como interacción social, lenguaje corporal o gestos.

Birken, que también es profesora asociada de pediatría en la Universidad de Toronto, enfatizó que mientras su estudio muestra una relación entre el uso de dispositivos portátiles y el retraso del leguaje en niños pequeños, se necesita mucha más investigación para determinar si no hay otros factores que lo predisponen.

“Creo que con el fin de desarrollar las pruebas para informar a los padres y a los médicos sobre qué recomendar, necesitamos una investigación más definitiva”, dijo Birken.

Otras investigaciones también necesitan examinar qué contenido están viendo los niños pequeños y si están usando dispositivos con un padre o un adulto presentes, dijo.

La Dra. Birken dijo que los resultados apoyan una reciente recomendación de política de la American Academy of Pediatrics que desalienta el uso de cualquier tipo de pantallas para niños menores de 18 meses de edad. Es necesaria más investigación, dijo ella, para entender el tipo y el contenido de las actividades que los bebés realizan en las pantallas para explorar más los mecanismos asociados con el vínculo aparente entre el tiempo que se pasa con las pantallas portátiles y el retraso del habla, tales como el tiempo que se pasa junto con los padres con los dispositivos portátiles, y para entender su impacto a fondo y los resultados en la comunicación a largo plazo en la infancia temprana.

Mira también:  Diseñan un útero artificial para gestar a un bebé fuera del vientre materno

“Este es un estudio importante pues destaca algunos de los riesgos potenciales asociados con el uso de los medios de comunicación, y específicamente los dispositivos móviles de mano”, dijo Michael Robb, director de investigación de Common Sense Media.

“Lo que impulsa el efecto es muy importante, los efectos negativos pueden deberse a que el tiempo de la pantalla reemplaza la interacción entre padres e hijos (jugar, leer, hablar, cantar, etc.) que son cruciales para un desarrollo saludable”, añadió.

Deja un comentario