Un estudio revela que la lactancia reduce el riesgo de padecer enfermedades cardíacas

Mientras más se da de mamar al bebé menor es el riesgo de padecer enfermedades cardíacas producidas por endurecimiento arterial.

Un estudio revela que la lactancia reduce el riesgo de padecer enfermedades cardíacas

Ya hemos escuchado sobre las gran cantidad ventajas que la lactancia materna le brinda al bebé: desde el fortalecimiento de su sistema inmunológico, menos riesgo de asma, alergias e infecciones del oído y hasta menor riesgo de obesidad infantil. Y estos beneficios no se detienen en el bebé. Las madres que amamantan tienen menos riesgo de padecer depresión postparto y ciertas enfermedades como el cáncer de mama y ovario. Además, la lactancia materna también ayuda a las mamás a perder peso después del parto de forma más rápida.

Los resultados de las últimas investigaciones

Ahora las mamás pueden agregar otra ventaja a la lista luego de los resultados de esta nueva investigación. El reciente estudio revela que las madres que amamantan tienen un 10% menos de riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares más tarde en su vida. El informe, publicado en la revista médica American Heart Association, indica que las madres que amamantaron no sólo reducen las chances de desarrollar enfermedades cardíacas en el futuro ocasionadas por endurecimiento arterial (arterioesclerosis), sino también accidentes cerebrovasculares en comparación con las madres que no lo hicieron. Los investigadores estudiaron a 300.000 mujeres chinas de entre 30 y 79 años durante ocho años y determinaron que cuanto más amamantaron, menor era el riesgo de padecer estas enfermedades.

Corazones súper fuertes

El estudio se suma a otra investigación realizada en 2015 que examinó la salud cardiovascular de 846 mujeres en 1985, antes de quedar embarazadas. Veinte años más tarde, volvieron a estudiar a las mujeres realizando ecografías para medir el tamaño de sus arterias carótidas, responsables de transportar la sangre del corazón al cerebro.

Los investigadores descubrieron que mientras más tiempo amamantaron, menor era el riesgo de endurecimiento arterial. También encontraron que el 17% de las mujeres que amamantaron durante un mes o menos tenían arterioesclerosis en comparación con el 11% de las mujeres que dieron de mamar durante 10 meses o más.

Este último estudio, publicado en la revista Obstetrics & Gynecology, no reveló las causas de por qué la lactancia materna reduce el riesgo de enfermedades cardíacas. No obstante, los investigadores especulan que la lactancia ayuda a restaurar el sistema cardiovascular de la madre previo al embarazo que se vio estresado durante el mismo por las demandas fisiológicas de este proceso.

No importa la razón, la oportunidad de mantener tu salud cardiovascular es una razón más para amamantar al bebé.

Deja un comentario