La foto que revela una complicación de la lactancia y que se ha viralizado en Internet

Gracias a esta imagen subida por una mujer en su cuenta de Instagram la información sobre esta afección está siendo más difundida.

Esta foto que revela una complicación de la lactancia se ha viralizado en Internet

Lindsey Bliss es un partera y una mamá primeriza que amamanta a su bebé. Hace algunos días, Lindsey subió una fotografía en su cuenta de Instagram revelando una condición muy dolorosa que afecta la lactancia: mastitis. La imagen se ha vuelto viral y ha puesto el foco sobre esta complicación que a veces no es muy difundida.

La foto revela una mastitis en el seno izquierdo

Bliss compartió esta fotografía mientras le daba el pecho a su bebé. Sin embargo esta no es una foto selfie más de lactancia. En ella se ve claramente que su seno está enrojecido e inflamado. Y es que esta mamá sufre mastitis, una infección que puede aparecer en el seno y que causa dolor, hinchazón, enrojecimiento y hasta fiebre elevada.

La mujer subió la imagen junto al siguiente mensaje:

“Cuando un pecho se pone mal – ¡OTRA VEZ ! Literalmente anoche quería que Dan me llevara a la sala de urgencias debido a la ÉPICA congestión del seno, a mis temblores en todo el cuerpo, y a un terrible dolor de cabeza. Desde hoy, recuperándome en mi cama. ¿Por qué esto sigue pasando?”

“Se siente literalmente como si alguien me hubiera pateado el pecho”, comentó Bliss recientemente a Cosmopolitan. “Nadie te advierte de lo grave que es la mastitis… Tu seno puede hacer que todo el cuerpo decaiga… Siempre ves estas fotos divinas y sin defectos de la lactancia, y nadie discute o muestra cuando la cosa se vuelve una mierd*. Sí, sabes que la lactancia es lo mejor para tu hijo, pero no siempre se trata de unicornios y arco iris”.

A pesar de que Bliss es una partera entrenada, ella no se dio cuenta de lo que estaba ocurriendo hasta que vio al médico. Esto demuestra la falta de información que existe sobre la mastitis. Además, la mastitis no sólo afecta a las mamás que dan de mamar a su bebé, sino que también puede afectar a mujeres que no lo hacen.

¿Cómo puede prevenirse?

Una buena técnica de amamantamiento junto a un adecuado cuidado de los pezones puede reducir el riesgo de mastitis. La causa más común es la obstrucción de los conductos lactíferos y la infección por bacterias. El tratamiento para erradicar la infección es muy simple: continuar con la lactancia materna para vaciar el seno afectado, hacer reposo y aplicar fomentos calientes en la zona.

Deja un comentario