¿Por qué no quedo embarazada?

Te explicamos algunas de las causas más frecuentes que obstaculizan el embarazo y las soluciones que pueden ayudarte a quedar embarazada.

¿Por qué no quedo embarazada?

Muchas veces el embarazo no llega tan rápido como se espera, lo que genera sentimientos de impaciencia, frustración y, sobre todo, muchas preguntas.

Aquí te contamos cuáles son algunas de las causas más frecuentes que obstaculizan la consecución de un embarazo… y las soluciones que pueden ayudarte a cumplir tu sueño de tener un bebé.

Endometriosis

La endometriosis es una enfermedad ginecológica crónica provocada por la implantación del endometrio en la parte externa de la cavidad uterina. Hay muchas mujeres que no tienen ningún síntoma de ello, pero otras que sí pueden notar dolores excesivos en sus menstruaciones, gran sangrado en las mismas o dolor en las relaciones sexuales. Existe la posibilidad de que sea causa de infertilidad. Sin embargo, un diagnóstico precoz y el tratamiento adecuado pueden mejorar los síntomas y contribuir a lograr un embarazo. 

Ovarios poliquísticos

Este problema se detecta habitualmente porque las mujeres tienen reglas con muchas irregularidades.

Está provocado porque los folículos pequeños de los ovarios no se desarrollan adecuadamente para llegar a ser grandes y maduros.

El sobrepeso puede ser otra de las causas de este problema. Por eso se aconseja a las mujeres que lo padecen llevar una dieta sana y practicar ejercicio con asiduidad si se está intentando tener un bebé.

Óvulos o semen de baja calidad

En el caso de los óvulos, normalmente se trata de un problema vinculado a la edad. Cuanta más edad tiene la mujer, menor es la calidad y producción de los óvulos.

Mira también:  ¿Tener endometriosis puede impedirte ser madre?

Igualmente puede pasar con la calidad del semen, para esto existen estudios y pruebas médicas como el espermiograma, que pueden llegar a determinar el problema.

Consultar a un especialista que estudie el caso de cada pareja de forma exhaustiva, puede ayudar a determinar la causa que dificulta el logro del embarazo y poner en marcha la estrategia para ponerle solución.

Alteraciones de la ovulación

A pesar de no haber datos definitivos que lo corroboren, el estrés al que nos vemos expuestas en la actualidad puede ser otra de las causas de la infertilidad. La alteración en la ovulación se puede controlar mediante el control y la regulación de nuestro ciclo menstrual. Acudir al ginecólogo de forma periódica y llevar una vida saludable evitando actividades dañinas para nuestro organismo, como el alcohol o el tabaco, son pasos sencillos y muy importantes.

Obstrucción de las Trompas de Falopio

Una obstrucción en los canales que componen las Trompas de Falopio provoca que los espermatozoides no lleguen a los óvulos o que el óvulo fecundado no consiga llegar al útero. Realizar las pruebas diagnósticas adecuadas y poner en marcha un plan de acción desde un enfoque multidisciplinar, puede ser el primer paso para lograr un embarazo.

Otras causas

​Existe otro tipo de trastornos que pueden ser los causantes de la infertilidad femenina, como los miomas en el útero (tumores benignos), trastornos hormonales como un mal funcionamiento del tiroides, premenopausia, la tendencia a tener quistes en los ovarios…

En los hombres, la infertilidad también puede ser resultado de causas poco comunes como el cierre de los conductos espermáticos, algún trastorno circulatorio, haber sufrido paperas en la infancia…

Mira también:  ¿En qué consiste un tratamiento de fertilidad?

Para identificar cuál es el problema que os impide concebir, debéis acudir a vuestro especialista para que os guíe en los pasos a seguir.

¿Cuándo debes consultar a un especialista?

  • Tras un año de relaciones sexuales frecuentes sin éxito (seis meses si la mujer tiene más de 35 años).
  • Antecedentes ginecológicos o andrológicos relevantes: cirugías genitales o abdominales, infecciones pélvicas, endometriosis, alteraciones menstruales de larga evolución…
  • Pareja con dos o más abortos.
  • Portadores de una enfermedad hereditaria.
  • Deseo de preservación de óvulos o espermatozoides, tanto por motivos oncológicos como por decisión personal.
  • Mujeres que deciden afrontar la maternidad en solitario o mujeres con pareja del mismo sexo.

Cuando se da alguno de los factores mencionados, es recomendable acudir a un especialista en reproducción asistida para que te asesore y te oriente.

En los institutos de reproducción asistida de Quirónsalud, nuestros  médicos especializados analizarán en profundidad vuestra situación para ofreceros el tratamiento más indicado y eficaz.

Pide cita ahora para una valoración personalizada en tu Instituto de Reproducción Asistida Quirónsalud más cercano, en el 900 250 255 o en www.quironsalud.es/reproduccionasistida

Ahora además GRATIS la primera cita y un test de fertilidad. Consulta disponibilidad de esta promoción en la web www.quironsalud.es/reproduccionasistida

Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone