Síndrome de aspiración de meconio (SAM)

El síndrome de aspiración de meconio ocurre cuando el bebé aspira una mezcla de líquido amniótico y meconio, pudiendo ocasionar complicaciones severas.

Síndrome de aspiración de meconio (SAM)

¿Que es el síndrome de aspiración de meconio (SAM)?

El síndrome de aspiración de meconio (SAM) o neumonitis por meconio, es una afección muy peligrosa que puede poner en riesgo la vida del bebé recién nacido. Este trastorno respiratorio se origina cuando el feto aspira una mezcla de meconio y líquido amniótico hacia los pulmones antes o durante el parto. Puede provocar neumonía por aspiración, hipertensión pulmonar, daños cerebrales por falta de oxígeno y hasta la muerte del bebé.

¿Qué es el meconio?

Se le dice meconio a las primeras evacuaciones del bebé recién nacido. Es una sustancia de consistencia gelatinosa y que está compuesta por moco, líquido amniótico, bilis y restos epiteliales como el lanugo, secreciones intestinales y vernix caseoso. Su coloración es verde oscura y es muy pegajosa.

¿Por qué se produce?

El síndrome de aspiración de meconio se produce cuando el bebé evacua meconio en el útero debido a situaciones de estrés como el sufrimiento fetal. El suministro de sangre y oxígeno disminuye y esto desencadena una deposición intestinal intrauterina.

El cuadro se produce cuando el meconio se mezcla con el líquido amniótico y el bebé lo aspira provocando la obstrucción de sus vías respiratorias y la hinchazón de los pulmones.

Existen algunos factores de riesgo que causan esta afección tales como la calcificación de la placenta, diabetes gestacional, hipertensión arterial materna, trabajo de parto prolongado, embarazo postérmino, retardo en el crecimiento intrauterino, sufrimiento fetal y otros.

¿Cuáles son los síntomas?

Los signos y síntomas del síndrome de aspiración de meconio que se presentan son:

  • Coloración verdosa del líquido amniótico al romperse la bolsa
  • Uñas, vernix caseosa y cordón umbilical del bebé con meconio
  • Coloración azulada de la piel del bebé por falta de oxígeno (cianosis)
  • Dificultad respiratoria
  • Alteraciones del ritmo cardíaco
  • Flacidez corporal en el bebé
  • Puntuación baja en el score de Apgar

¿Cómo puedo prevenirlo y detectarlo a tiempo?

El monitoreo fetal antes y durante el parto es la mejor forma de prevenirlo ya que registra la frecuencia cardíaca fetal indicando así su estado de salud. No obstante, lo más recomendado es mantener un buen estado de salud durante el embarazo y un control médico adecuado.

En los casos de rotura de la bolsa antes del nacimiento, la mejor forma de detectarlo es observar la coloración  del líquido amniótico. Si es de color verdoso debes llamar urgentemente al médico para indicárselo.

Es importante saber que el líquido amniótico puede presentar meconio y el bebé no haberlo aspirado. Las deposiciones de moconio se dan en el 12% de todos los partos, pero los casos de aspiración se solamente suceden en el 4% de estos partos.

¿Cuál es el tratamiento?

En el caso de haberse detectado el síndrome, el bebé es aspirado no bien asoma la cabeza fuera del útero, succionándole la boca antes de que respire por primera vez, lo que provocaría llevar el meconio a toda sus vías respiratorias.

Si el bebé no mejora luego de esta primera intervención y aún no responde a los estímulos recibidos al momento de nacer, se lo intubará con una sonda traqueal y se le succionará el meconio para liberar el árbol pulmonar.

Y en aquellos casos donde la aspiración del meconio ha sido severa, el bebé debe ser trasladado a la unidad de cuidados intensivos neonatales ya que requerirá intervenciones más complicadas.

Deja un comentario