Arm knitting: Cómo tejer con los brazos una manta

Aprende a tejer con los brazos con este tutorial en video. Es muy simple y en muy poco tiempo podrás tejer una manta para tu bebé o para ti.

Arm knitting: Cómo tejer con los brazos una manta

Gracias al ingenio de esta nueva generación y a los nuevos tipos de lanas que hoy existen en el mercado, ahora también se puede tejer sin agujas, utilizando nuestros propios brazos con una técnica que ya ha marcado tendencia: arm knitting.

Tejer con los brazos es muy divertido, estimulante y sobre todo muy rápido. En tan solo unas pocas horas puedes tejer una manta completa. Esto se debe a que la lana es muy gorda y la cantidad de puntos que se deben tejer es menor a la que deberías tejer con una lana convencional.

En nuestro tutorial en video que aparece más abajo podrás ver cómo se puede hacer una manta para la cuna del bebé o por qué no para la tuya. Allí te enseñamos primero a montar y a enhebrar los puntos, y luego a tejer en punto jersey y a cerrar los puntos al final.

Materiales

Como materiales sólo es necesario un gran ovillo de lana gorda de tu color favorito y por supuesto tus brazos.

Instrucciones

El primer paso es montar 10 puntos en tu brazo derecho. Luego desmonta los puntos sosteniendo un nylon con tu mano izquierda y pásalos ahí para que no se desarmen. Posteriormente monta otros 10 puntos en tu brazo izquierdo. Una vez terminado pásalos al nylon de la misma manera que lo hiciste anteriormente, de modo que los 20 puntos queden ahí enhebrados.

A continuación vuelve a colocar 10 puntos en tu brazo derecho y luego los 10 restantes que quedaron en el nylon en tu brazo izquierdo. Y ahora puedes comenzar a tejer.  El procedimiento es el mismo que se utiliza para el punto jersey, sólo que enhebras cada punto con tu mano en la manera que se muestra en el video. Teje hasta que consigas el largo que deseas y posteriormente sólo resta rematar las hebras sueltas y cortar.

Mira también:  20 fotos divertidas de niños durmiendo en cualquier parte

Si deseas que el tejido sea menos ancho sólo tiene que montar menos puntos en tus brazos y esto va a depender del espesor de la lana que hayas elegido. Bueno, ahora ¡a tejer!

¡Esperamos que te haya gustado esta técnica y nos encantaría ver cómo han quedado esas mantas!